1.- Uno de los primeros pasos consiste en la elección de un tema, seguido de la estructuración de algunas hipótesis, cuya finalidad es la de delimitar el problema y generar explicaciones tentativas del fenómeno en estudio.

La hipótesis no solo debe ser el resultado de la imaginación del investigador, sino del producto de las reflexiones basadas en otros trabajos de investigación o teorías que sirven como pilar a la presente.

2.- Selección, recopilación y lectura del material bibliográfico. Esta etapa nos permite justificar o modificar las primeras hipótesis de nuestra posible solución.

Una parte importante de esta etapa es la creación de documentos que marquen la huella de la investigación realizada, tales como revisiones, ensayos y principalmente ficheros.

3.- Una tercera etapa es la planeación de las estrategias metodológicas que han de buscar la demostración o refutación de las hipótesis.

4.- Después se realizan experimentos o investigaciones, para posteriormente realizar el análisis de los resultados y finalmente construir las conclusiones.

La redacción de la tesis

La redacción es seleccionar, organizar y representar en palabras el proceso de investigación o experimentación de tal forma que para el lector le resulte fácil de entender. La manera fácil como el lector abordara la tesis depende en buena medida de cómo se delimito la investigación. Así pues, aunque tentativamente el tema pueda ser complejo, como por ejemplo, el tema de las enfermedades venéreas, habrá que delimitar cuáles son las que nos interesan, posiblemente solo una de todas las enfermedades y posiblemente nos resulte difícil abordar.